Los Derechos de Autor en las Sucesiones

Cuando el fallecido fue un compositor musical, un escritor o un artista plástico queda su obra que no solamente consiste en el disco, el libro o el cuadro en su soporte físico. También puede tratarse de un autor de programas de computación o cualquier otro bien protegido por derechos de autor, todos casos de igual naturaleza.

Permanecen vigentes los derechos patrimoniales del autor por un plazo de 50 años a partir de su muerte, en Uruguay. En otros países del mundo el plazo es superior, en Brasil y Argentina, entre otros, el plazo es de 70 años.

Estos derechos patrimoniales se transmiten a los herederos, también, como los bienes corporales de los que podía ser propietario. A menos que el propio autor los haya cedido (transmisión de la propiedad) estando vivo.

Los herederos tienen que incorporar estos bienes en el inventario sucesorio, darles valor, saber cómo defenderlos. Hasta hace algunos años en muchas ocasiones se desconocía el alcance de estos derechos incluso perdiéndose valores económicos relevantes.

Nótese que, por ejemplo, tratándose de un artista plástico que fallece, la circunstancia de que haya vendido sus cuadros no implica que haya cedido los derechos de propiedad intelectual (reproducción, comunicación pública por Internet, por ejemplo). En estos casos también hay derechos cuyo ejercicio corresponde a los herederos.

En todos los aspectos de esta temática podemos brindarle asesoramiento.

 


Imagen: Henrik Nordenberg “The Artist’s Studio”
Bukowski’s Autumn Classic Sale, Stockholm – Oil on canvas, 56 x 39.5 cm